Qué es un activo financiero y qué tienes que tener en cuenta